A todos nos gustaría tener una lista con todas la manos iniciales de Omaha por orden de fuerza. Desafortunadamente, no es posible hacerlo. Como en otras variantes de póker, la fuerza de nuestra mano varía con la situación. Factores como el tamaño del stack, la posición y el tipo de rival al que nos estamos enfrentando van a influir en la valoración de nuestra mano inicial.

Así que, ¿estamos totalmente perdidos en relación a qué tipo de manos iniciales de Omaha son mejores? No del todo, podemos usar algunos principios para entender la fuerza de nuestra mano.

Principios de selección de manos - un equipo de 4 cartas

El principio más importante para la selección de manos en Omaha es que las cuatro cartas tienen que funcionar juntas para que sean jugables.

Pero, ¿no tenemos que usar dos de las cuatro cartas de la mano para formar la jugada? ¿Por qué dices que las cuatro tienen que funcionar juntas?

Echemos un vistazo a la siguiente mano:

ApAdJp10d

Esta es una de las mejores manos iniciales de Omaha aparte de ApAdKpKd, que se normalmente se considera la mejor.

En primer lugar, date cuenta de que la mano tiene dos cartas de cada palo. Esto se conoce como “double-suited” en Omaha. Las manos “double-suited” son siempre las mejores.

Vamos a comparar ApAdJp10d con una mano similar como ApAdJp10p.

Para el inexperto, puede parecer que ApAdJp10p es más fuerte porque tiene tres picas en lugar de dos. ¿Te das cuenta de por qué esta maso es mucho más débil que ApAdJp10d?

Lo que ocurre es que cuando tenemos ApAdJp10p, realmente estamos bloqueando nuestro color. Hay que recordar que solo podemos usar dos cartas particulares para formar la mano. Un error de principiantes es ver un flop como 6p7p2d y con ApAdJp10p en la mano y creer que tienen color porque hay cinco picas.

No. Tienen proyecto de color porque solo se pueden usar dos de las cuatro cartas particulares.

Tener una tercera pica significa que quedan menos picas en la baraja para que salgan en el centro, reduciendo las opciones para conseguir color.

Danglers y Blockers

Del primer principio podemos deducir otras manos iniciales que no nos gustarán mucho.

Uno de los términos que se usa en PLO es dangler. Un dangler es una carta baja que no ayuda nada a nuestra mano de cuatro cartas.

Imagina que te han dado:

ApKpJd6t

¿Te das cuenta del dangler en esta mano?

El ApKpJd todas funcionan razonablemente bien entre ellas. Las dos picas nos ayudan a formar color, y el A, la K y la J nos valen para conseguir escaleras o proyectos de escalera. El 6c no vale para nada. No nos ayuda de ninguna forma.

Las manos que no están coordinadas, es decir, las manos con dangler, tienen que descartarse preflop. La excepción puede ser cuando estemos en últimas posiciones y sentimos que tenemos una oportunidad para robar las ciegas.

Incluso cuando el 6c convierte una mano con potencial en una mano mediocre, puede ser peor. Con lo que hemos dicho anteriormente, ¿puede cambiar uno de los palos de la mano anterior para hacerlo más débil aún?

Aciertas si has dicho: ApKpJd6p

Una vez más, a primera vista, puede parecer que la mano mejora, pero en realidad no. Es la misma mano excepto que hemos reducido las posibilidades de ligar color, por lo que la mano es más débil. El 6s “bloquea” nuestros outs de proyecto de color. Podemos referirnos a esta carta como un blocker negativo.

Miremos otro ejemplo de cómo los blockers pueden debilitar la fuerza de nuestra mano preflop: QpQtKpKt

Esta es una buena mano preflop, no hay blockers de ningún tipo. Podemos hacer escaleras, colores y trío máximo. No está mal.

Cambiemos una carta: QpQtQcKt

¡Trío de damas! Bien, ¿no? No. Esta mano es una basura. Una de las ventajas de tener QQxx es quedan dos damas en la baraja que nos pueden hacer ligar. Con esta última mano solo tenemos una carta en la baraja que nos da trío. Además hemos dejado de tener una mano “double suited”.

Si extendemos esto un poco más, podemos deducir la peor mano inicial de Omaha: 2p2c2t2d

Póker. ¿No?

Por supuesto que no es póker. Simplemente tienes pareja de doses con todos nuestros outs bloqueados. No tenemos opción de conseguir trío y en muchas ocasiones no vamos a conseguir nada más que una pareja de doses.

A veces podremos conseguir dobles parejas o full, pero va a ser una mano muy débil que raramente ganará en el shodown.

Diferencias con el Hold’em

Viendo a tantos jugadores en las mesas de Omaha que han comenzado jugando Texas Hold’em sin límite, merece la pena enfatizar las diferencias más importantes entre los dos juegos.

AAxx, y KKxx no son siempre las nuts. Si venimos del Hold’em, estaremos acostumbrados a jugarnos todas las fichas preflop con KK y AA sin importar la situación. En Omaha, esto puede ser un error grande, si estamos jugando pot limit o no limit.

Primero, debemos saber que AAxx y KKxx son más comunes en Omaha porque nos dan cuatro cartas en lugar de dos. Esto significa que jugarte todo con KKxx es casi siempre peligroso y que AAxx no son siempre las nuts.

Algo del tipo : ApAt9d4c es una mano mediocre en Omaha. Date cuenta de la poco coordinación que hay entre las cuatro cartas.

Una mano como la que hemos mencionado: ApAdJp10d es mucho mejor opción para ir all-in preflop.

Cuidado con los tríos. En Hold’em, tener algo como una pareja de doses es tener una mano jugable y nuestro objetivo principal es ligar trío. Cuando esto ocurra, si estamos jugando con 100 ciegas, lo habitual es que pongamos todas nuestras fichas en el centro. En Omaha, esto puede ser un gran error. Lo ideal es jugarse todo solamente con trío máximo, y significa que algo como 88xx es mejor para buscar un trío que algo como 22xx que nunca puede conseguir trío máximo.

Lo mismo se puede aplicar a completar colores dominados. Como los jugadores tienen cuatro cartas, es normal formar jugadas fuertes. Tener el segundo color es una mano fuerte en Hold’em, pero en Omaha es una mano media y no deberías jugarte todas las fichas, si es posible. Esto tiene que tenerse en cuenta para formar nuestra selección de manos iniciales.

Una mano del tipo 10p2d10d3p puede parecer buena porque es double-suited. Pero en realidad puede causarnos muchos problemas postflop porque si formamos color estará dominado casi siempre.

Rundowns

Hay que mencionar otro concepto importante en Omaha: los rundowns.

Rundowns son el equivalente a los conectores de color del Hold’em. No tienen tanta equity como las cartas altas, pero tienen potencial y pueden ganar botes grandes.

Como el resto de las manos de Omaha, son meores si son double-suited: 10p9d8p7d

Los rundowns pueden flopear wraps. los wraps en Omaha son proyectos de escalera con muchos outs. Dado que tenemos cuatro cartas en la mano, podemos flopear un wrap con 20 outs.

Los rundowns no tienen que tener las cuatro cartas consecutivas, se diferencian según dónde tengan el hueco.

Por ejemplo, 10p8d7p6d es un tipo de rundown que tiene el hueco entre las dos cartas más altas.

Los rundowns con el hueco en las cartas bajas se consideran más fuertes que los que tiene el hueco arriba: 10p9d8p6d

Sin embargo, específicamente en este caso el rundown con el hueco arriba es ligeramente más fuerte que el que tiene el hueco abajo.

Principios y no tablas

Los principios, como los que hemos descrito en este artículo, deben ser lo primero que pensemos al analizar nuestras manos iniciales. Tener una tabla no es muy útil, ya que hay 16.432 manos iniciales en PLO. Si tenemos en cuenta cada uno de los palos, serían 270.725.

Así que, mejor que memorizar tablas de manos iniciales, es mejor tomar decisiones basándose en estos principios. Y nunca nos tenemos que olvidar de la regla más importante del Omaha: las cuatro cartas tienen que funcionar entre ellas.