Es nuestro turno. Tenemos las “nuts”, la mejor jugada posible del Texas Holdem. ¿Cuanto apostamos?

  • Yo creo que deberías apostar poco para que te pague el rival.
  • Yo creo que deberías apostar mucho para que el rival se crea que es un farol y te pague.
  • Yo creo que…

De este movimiento de fichas depende el beneficio que le vamos a sacar a la mano. ¿Por qué no le damos importancia a cuánto y cuándo apostar?

Las Fichas

En este artículo vamos a hablar de las fichas del poker. El único arma que tenemos. Podemos moverlas hacia adelante, apostando. Podemos dejarlas en nuestro poder, tirando nuestras cartas. Poco más podemos hacer con ellas. Aún así, es el único arma que tenemos.

Con ellas les quitamos las fichas a los rivales. Con ellas echamos a los rivales de los botes. Cuando nos quedamos sin ellas quedamos eliminados. Si nos llevamos todas las fichas de todos los rivales ganamos el torneo.

Son las fichas. Ese número que aparece debajo de tu nombre cuando estás jugando.

Cuídalas

Tan importantes son las fichas que se ganan como las que no se pierden; y en un torneo, no perder fichas suele ser más importante que ganarlas, así que para arriesgar una ficha tenemos que tener claro que la mayoría de las veces vamos a ganar la mano. No busquemos jugadas imposibles, ni arriesguemos más fichas de las necesarias. Hay que aprender a renunciar a la mano.

Haz apuestas proporcionadas

La forma más rápida de perder nuestras fichas es haciendo apuestas que no están en consonancia con el beneficio que vamos a tener. Un par de ejemplos:

  • Vas all-in en la primera mano de un torneo. Arriesgas 5.000 puntos para ganar 75 (25 de ciega pequeña más 50 de la grande). No puedes arriesgar tantos puntos para llevarte tan poco beneficio. Si tu mano no es muy buena, estás corriendo mucho riesgo; si tu mano es muy buena, tendrás poco beneficio.
  • En el bote hay 1.000 puntos y haces una apuesta de 50. Estás haciendo una apuesta que todo el mundo va a pagar y das la oportunidad a los rivales de que liguen una jugada superior a la tuya.
  • Para no cometer estos errores, las apuestas tienen que tener una proporción respecto al beneficio que esperamos obtener. Así que, en el caso de que queramos hacer una apuesta, tendremos en cuenta estos dos consejos:
  • Antes del flop apostaremos tres veces el valor de la ciega grande.
  • Después del flop apostaremos ⅔ de la cantidad que haya en el bote.

Y si me sube, ¿qué?

Uno de los principales errores que cometemos es apostar sin pensar en las consecuencias de nuestro movimiento. Cada vez que apostamos damos la oportunidad a los rivales que ya han pasado de tomar una nueva decisión, que puede ser subir nuestra apuesta, metiéndonos en líos.

Cuántas veces nos hemos arrepentido de haber hecho una apuesta cuando hemos visto que el rival, que acababa de pasar, mete todas sus fichas en el medio, haciendo que nos tengamos que jugar el torneo. Y lo más grave, sin saber qué hacer por no haber previsto la situación.

Para evitar estar en esta situación, antes de hacer cualquier apuesta tenemos que tener claro que vamos a hacer en el caso de que algún rival suba. No importa si tenemos pensado volver a subir, pagar o tirarnos; lo importante es tener claro cuál va a ser nuestro próximo movimiento, sea el que sea; podemos estar pensando en tirarnos si nos suben, que siempre será mejor que quedarnos paralizados porque no sabemos qué hacer.

Ten en cuenta las fichas de los rivales

El punto anterior se puede enlazar con este. Con un ejemplo lo vemos claro.

Estamos en el botón y se tiran todos hasta nuestra posición, las ciegas y lo antes son lo bastante interesante como para robarlos, y tenemos un stack saludable para estas alturas de torneo, unas 30 ciegas, por lo que arriesgar tres ciegas para intentar robar el bote, es un movimiento que nos parece rentable.
Como nuestra mano es muy mala, tenemos claro que si alguna de las dos ciegas nos sube, tiraremos las cartas. Pero con la emoción de llevarnos las ciegas hemos pasado por alto un pequeño detalle: la ciega grande tiene un stack de nueve ciegas. Cuando vemos que la ciega grande va all-in, nos disponemos a tirar nuestras cartas, pero nos damos cuenta de la cantidad de fichas que le queda al rival. No puede ser. Me he vuelto a despistar. Tengo que poner seis ciegas para llevarme un bote de catorce (mis tres, más una y media en antes, más la ciega pequeña, más las nueve de la ciega grande). No puedo tirar mis cartas, así que pagamos la apuesta.

Por no fijarnos estamos poniendo en juego casi 10 ciegas, que es un tercio de nuestro stack. Y en el caso de perder la mano, que ocurrirá la mayoría de las veces, pasamos de una situación buena a ponernos al borde del desastre, tirando por tierra muchas de las opciones que teníamos de conseguir un buen puesto en el torneo.

Intenta no perder el control de las fichas que tienen los rivales para no meterte en líos innecesarios.

No pierdas la fuerza de las fichas

Uno de los mayores errores que puedes cometer jugando al Texas Holdem póker es quedarte con pocas fichas. Si es el resultado de haber acabado all-in contra un jugador que tenía un par de ciegas menos que tú, no hay nada que podamos hacer para evitarlo. Pero si es porque voluntariamente hemos llegado a esa situación, ya sea dejando que nos coman las ciegas o tirándonos de una mano; es un error imperdonable.

Habrás visto jugadores que entran en muchas manos, y se tiran cuando no consiguen ligar nada en el flop. Poco a poco se van quedando sin fichas. Nunca se deciden a hacer un movimiento agresivo que les haga recuperarse. Incluso llegan a quedarse con 4 o 5 ciegas. Al quedarse con tan pocas fichas, se ponen en una situación en la que no pueden robar las ciegas. Esto supone que dependen de la suerte para sobrevivir en el torneo. Cuando decidan ir all-in con tan pocas fichas, 3 o 4 veces la ciega grande, los rivales les van a pagar siempre, con lo que su destino depende de ganar un all-in en el que normalmente no tendrán muchas posibilidades. Además, al tener tan pocas fichas, doblarse no hace que vuelvan a una posición cómoda, pasan de 3 o 4 ciegas a 8 o 9. Siguen necesitando conseguir fichas urgentemente.

En definitiva, ten en cuenta la relación entre tu stack y las ciegas durante todo el torneo, y si ves que vas camino de quedarte sin fuerza, perpárate a robar fichas lo más rápido posible.

En resumen

  • Las fichas con el único arma que tienes para ganar un torneo.
  • Procura cuidarlas. No hagas apuestas sin sentido.
  • Haz tus apuestas de cantidades adecuadas al beneficio que vas a tener.
  • Ten previsto qué hacer cuando los rivales suban tu apuesta.
  • Fíjate en las fichas que tienen los rivales para no ponerte en una situación incómoda.
  • Mantén siempre un stack que te permita aplicar presión a los contrarios.
Sobre el Autor
Por

888Poker

Nuestro equipo de especialistas de poker de todos los mercados regulados en los que tiene presencia 888poker os ofrece contenidos especiales, tanto de ámbito promocional como información general sobre el poker online.
 

Contenido Relacionado
Variantes o "Variant" en el poker

Glosario de Poker: Variant

Las siglas OOP, su significado en el poker

Glosario de Poker: OOP

¿Qué significa Paint en Poker?

Glosario de Poker: Paint

Monster Hand

Glosario de Poker: Monster

¿Qué es y cómo jugar Heads Up en Poker?

Heads Up 

Estrategia en el Turn

Glosario de Poker: el Turn

Preflop: concepto, tablas y estrategia

Glosario de Poker: Preflop

El stack en el poker

Glosario de Poker: Stack

¿Qué son las mesas Short-Handed en Poker?

Glosario de Poker: Short-handed

¿Qué son los Effective Stacks en el Poker?

Glosario de Poker: Effective Stacks