Los 925 jugadores que se registraron en esta primera jornada del torneo de torneos (WSOP o World Series of Poker) suponen el mejor dato de participación desde 2013. Leo Margets y Jesús Espinosa pasaron de día.

El Main Event de las World Series Of Poker arrancó su andadura en esta edición de 2018 con una cifra de participación que no se veía desde 2013. Hasta 925 jugadores abonaron los 10.000$ de inscripción y recibieron sus preceptivos 50.000 puntos inciales y la posibilidad de alcanzar un sueño, convertirse en campeón del mundo.

La jornada comenzaba con el tradicional "Shuffle Up & Deal" de la mano del vigente campeón Scott Blumstein. Pese a empezar su discurso con ganas y darle mucha garra, su torneo no fue igual. Blumstein caía en el segundo nivel de juego y dejaba vía libre para que sea otro quien recoja su cetro. Tampoco será Qui Nguyen, el campeón de 2016, que también sucumbiría antes del final del día.

Por parte de la armada, eran tres balas las que poníamos en juego. Dos de ellas, Sergi Reixach y Leo Margets, bien conocidas para la afición. Otra, Jesús Espinosa, habitual de las mesas de cash, la iremos conociendo a lo largo de este Main Event. El asturiano conseguiría pasar de día en una jornada donde tuvo que remar desde el principio para embolsar 19.000 puntos, que serán poco más de 30 ciegas del día 2A. 

Con el que no podíamos hablar casi fue con Sergi Reixach. El de Girona, que ya sabe lo que es hacer un deep run aquí (puesto 46º en 2016) se topaba con un set over set que era incapaz de abandonar a poco de comenzar el segundo nivel del día. 

Leo Margets, por su parte, sí conseguiría encarrilar su día. Pese a no haber empezado con el mejor pie, la catalana conseguía doblarse y superar los 90.000 puntos merced a un trío que se convertía en full para destrozar el proyecto de color de su rival, que se completaba con la {Qs}. A partir de ahí, gestionar el stack, con calma y sabedora que en el día 1 sólo se puede perder el torneo. Finalmente serían 77.300 puntos los que entrarían en la bolsa.

Pero no sólo de españoles vive el Main. Por los pasillos del Río se veía un desfile carnavalesco con charanga al son de Rocky y Viva Las Vegas que anunciaba la entrada de Randall Emmett. Un espectáculo que hizo las delicias del respetable y que "picó" en el orgullo de un Phill Hellmuth que promete mejorarlo en el día 1C.

En lo que a juego se refiere, la jornada tuvo dos protagonistas. Matt Beckley se divirtió de lo lindo en la mesa de Espinosa y en guerra con todos se destacaba como líder desde los primeros compases, hasta que Fraser cogió el mando de las operaciones para no soltarlo. Una guerra de "nuts" contra segundas "nuts" le aupaba a los 250.000 puntos y poco más tarde su stack ya mostraba más de 300.000 puntos. Una cifra que no abandonaría hasta el final de la jornada donde fue capaz de embolsar 316.100 que parecía suficiente para pasar como líder.

Pero no. Sobre la bocina y sin haber pasado por nuestro radar, aparecía Truyen Nguyen, que con 324.800 puntos volverá el jueves como el mejor situado de los 661 supervivientes que volverán a la sala Amazon en busca de un sitio en el día 3.

Otra historia curiosa de la jornada la acaparó Luigi Petrone. Tras quedarse con apenas 650 puntos en los primeros compases de la jornada, le oíamos gritar de alivio y dar bricos por la sala. Había remontado hasta los 20.000 puntos. Pero no acabaría así. En una mesa donde se hartó a contar su historia a los nuevos jugadores que llegaban, acabaría con 151.800 puntos y multitud de recuerdos de su día con Ray Romano o Joe Hachem, del que además se lleva esta foto.

Por las mesas del Río Hotel & Casino también desfilaban leyendas del poker, como Billy Baxter o un Scottie Nguyen que siempre atrae público a su mesa. Y si en ella está Erik Seidel, pues se convierte en uno de los focos de la jornada. Los tres conseguirían pasar de día y podremos seguir disfrutando sus duelos en el día 2A.

Eso será el jueves, pero mañana la acción continúa. Desde las 11:00 en Las Vegas, las 20:00 en la península, dará comienzo el día 1B de competición, donde esperamos encontrar más españoles y muchas más historias que traemos de la mano de 888poker