Neil Blumenfield - terminó tercero en las WSOP 2015 con 61 años.
 
Por primera vez desde 2008 las World Series of Poker (WSOP) coronarán al campeón de su Evento Principal en el verano. Los jugadores tendrán que aguantar durante diez días de acción intensa con sólo algunos pequeños descansos hasta el día final el 22 de julio.
 
En los años anteriores, el concepto de November Nine permitía a los jugadores recuperarse después de un largo esfuerzo. Puedes pensar que esto es bueno para los jugadores más mayores, pero anatómicamente, los jóvenes son más fuertes mental y físicamente que sus compañeros más experimentados.
 
¿Es este el caso?
 
Vamos a averiguarlo.

El surgimiento de los jóvenes

Durante los primeros once años, la edad media de la mesa final del Main Event de las WSOP era de 47 años. En los últimos once años, la media ha bajado hasta los 32. En los primeros siete años el único jugador que compitió en el Main Event de las WSOP con menos de 40 años fue Crandell Addington.
 
Tuvieron que pasar siete años más para tener alguno de menos de treinta cuando Gary Berland perdió contra Doyle Brunson en el heads-up final del Main Event de 1977 con 27 años.
 
En los setenta, la media de jugadores en el Main Event de las WSOP era de 15 jugadores, así que el evento terminaba en un día. Las cosas cambiaron el 2004, el año siguiente a la victoria de Chris Moneymaker en el Main Event, con 2.576 jugadores buscando la suerte. Y no es una exageración, Moneymaker había convertido la fantasía en realidad.
 
Desde ese momento, el Main Event de las WSOP no volvería a ser lo mismo. Cada año los organizadores se encontraban con nuevos problemas al recibir a miles de jugadores buscando una partida, llegando en 2006 al récord con el campeón, Jamie Gold, llevándose doce millones de dólares al superar a 8.773 jugadores.
 
El año que Gold ganó el Main Event, la media de edad en la mesa final era de 33 años, pero menor llegó a ser en 2008 cuando se cambió el formato y se creó el November Nine. Después de este punto, la media de edad del ganador ha sido de solo 23 años.
¿Qué ha cambiado?
 

Se crea November Nine

En 2008, las WSOP decidieron parar el Main Event una vez que se llegara a la mesa final de nueve jugadores y continuar jugando en noviembre. El nuevo formato se llamó WSOP November Nine.
 
Tan pronto como las WSOP presentaron el nuevo formato, Peter Eastgate de 22 años se convirtió en el campeón más joven del Main Event de las WSOP, un récord que tenía Phil Hellmuth durante casi dos décadas.
Al año siguiente, Joe Cada de 21 años batió el récord. Los siguientes seis campeones también estaban en la veintena, siendo Martin Jacobsen de 27 años el único mayor de 24.
 
¿Estaban ganando los jóvenes porque tenían más tiempo para prepararse? Puede ser creíble que un joven de veintitantos reuniera a las mejores mentes del póker para el final del verano analizando el juego para desarrollar una estrategia ganadora.
 

Los ganadores del November Nine tienen algo que decir

Greg Merson se llevó el Main Event en 2012. Tenía 24 años. En este momento, las ganancias de Merson en torneos en vivo ascienden a 11,3 millones de dólares, y tiene dos brazaletes de las WSOP.
 
"Tuve suerte de haber intercambiado participaciones con grandes jugadores de torneos, así que no tuve que contratar un entrenador. Y fue bonito tenerlos conmigo en la mesa final”, dijo Merson. ”No quería estudiar mucho, más allá de revisar las grabaciones de televisión, porque no quería cambiar lo que me había llevado hasta ahí. Estaba en tan buena racha que no quería muchas ideas de otros jugadores en mi cabeza”. 
 
"Mirando atrás, me arrepiento de no haber trabajado el ICM. Dicho esto, no creo que el ICM tome en consideración ciertas cosas en esta situación, como el equity adicional por ganar. Así que estoy feliz de haber ido a ganar y no a subir en la escala de pagos”.
 
"Creo que retrasar la mesa final le da una ventaja enorme a los profesionales que harán lo correcto para estudiar, y no a los aficionados que no sabrán ni por dónde empezar. Las cosas han cambiado mucho en estos cinco años y estoy seguro que hubiera estudiado más en el entorno actual de lo que hice en 2012”.
 
Sólo dos jugadores han ganado más de diez millones en el Evento Principal de las WSOP: Jamie Gold en 2006 se llevó 12 y Martin Jacobson en 2014 con 10. Jacobson tenía 27 años cuando ganó y era, en ese momento, uno de los mejores jugadores de torneos en vivo del mundo. Jacobson protagonizó un documental llamado “10 for 10” donde es evidente que el sueco se benefició de una planificación avanzada durante el receso.
 
“Me gusta la idea de la retransmisión en vivo en lugar de ponerla meses después, pero me pone triste que desaparezca el concepto de November Nine”, dijo Jacobson. “Uno de las cosas que más me gustaba en la mesa final era la anticipación y la planificación. También permitía a la familia y amigos planear el viaje a Las Vegas y ser parte de la competición, algo que no tiene valor”.
 
Uno de los que no está de acuerdo con mi teoría de que los jóvenes pueden tener ventaja con el receso es el campeón más joven del Main Event de las WSOP, Joe Cada.
 
“No creo que November Nine tenga que ver con que los jóvenes lleguen a la mesa final”, dijo Cada. “Lo achaco a la explosión del póker online después de que Chris Moneymaker ganara”.
 
"Creo que el paso de los jóvenes a los tapetes virtuales ha sido generacional. Yo siempre jugaba videojuegos y viajaba a torneos de joven. Una vez que apareció el boom del póker, era un juego más, pero la forma de puntuar eran los dólares”.
 
"Las salas online hacían innumerables satélites para que los jugadores pudieran ir al Main Event de las WSOP. Permitió que la gente construyera su banca mucho más fácilmente que jugando en un casino. La mayoría de los jugadores del boom del póker eran jóvenes y no adultos de  la vieja escuela”.
 
"Con el póker online desaparecido en Estados Unidos por la legislación, creo que este número irá bajando cada vez más. Hay muchos jugadores de esa generación pero ahora rondan la treintena”.
 
"No me malinterpretes, el poker siempre estará de moda para los jóvenes, pero el book online terminó hace mucho. Hasta que el póker online vuelva a los Estados Unidos, creo que va a ser raro ver a jugadores de 21 años a no ser que sean de otros países”.
 
Neil Blumenfield tenía 61 años cuando llegó a la mesa final en 2015 terminando tercero con 3,4 millones de premio, y coincide con Cada en que November Nine no tiene nada que ver con el incremento de ganadores veinteañeros.
 
"Han ganado más en la era del November Nine porque muchos llegaban a la mesa final. Cualquiera, sin importar la edad, que no usara los tres meses de receso para trabajar en su juego estaba cometiendo un gran error”, dijo Blumenfield.
 
"Estoy convencido de que el Main Event está dominado por los jóvenes no porque tengan más energía que los mayores, sino porque están en una parte de sus vidas en la que pueden, si quieren, trabajar más, evitar las distracciones y estar más preparados cuando se sientan a jugar”. 

Qué dicen los profesionales

El Dr. Stephen Simpson es un renombrado entrenador mental autor del libro Poker Genius: The Mind Secrets of the Champions, y entrenador personal de algunos de los mejores jugadores del mundo como el embajador de 888poker Chris Moorman. Cree que la clave está en el estado mental.
 
“A primera vista, es una estadística abrumadora y le voy a dar una mala noticia a los mayores. Sin embargo, los jugadores de póker pueden entender las estadísticas y responder a esta pregunta: ¿Es sólo varianza, o los resultados son significativos?” Un análisis detallado necesita que se responda a esta cuestión.
 
"He tenido discusiones similares con varios de mis clientes, y mi punto de vista siempre ha sido que el metaconocimiento de haber jugado y revisado miles de manos es el activo más valioso. Dicho esto, los jóvenes aprenden más rápido que los jugadores mayores. Así, la aceleración de su aprendizaje es una curva más pronunciada que en los más viejos. Necesita hacerlo para llegar al veterano que está curtido en mil batallas”.
 
“Pero el estado mental del jugador me parece más interesante. ¿Cómo se manejan con el pasado? ¿Recuerdan todas las manos que han ganado o se martirizan con las que han perdido? ¿Se bloquean preocupándose con lo que puede o no puede ocurrir en el futuro? ¿O son capaces a enfocar toda su atención en el momento, sabiendo que es todo lo que pueden controlar?

La magia de Internet

Cuando Chris Moneymaker ganó el Main Event de las WSOP en 2003, superó a 839 rivales para llevarse los 2,5 millones del primer puesto. Moneymaker fue un sueño hecho realidad para el póker, no solo por su apellido, sino porque se clasificó para el evento jugando un satélite online de 86$.
 
Al año siguiente, inspirados por la historia del contable de Atlanta, Georgia, 2.576 jugadores se apuntaron, con jugadores que asustados se sentaban a jugar después de clasificarse en satélites online. Los números subieron hasta los 8.773 de 2006 antes de que la Unlawful Internet Gaming Enforcement Act (UIGEA) hiciera que la mayoría de las grandes salas online abandonaran los Estados Unidos.
 
Cuando llegó la UIGEA, el Main Event de las WSOP se había convertido en uno de los eventos deportivos más icónicos del mundo, con gente de todo el planeta viajando para tener la oportunidad de ser millonario.
 
Ahora mismo, el póker es legal en tres estados, y aún el Main Event de las WSOP supera los 6.000 jugadores cada año. La opinión de Cada es importante porque los veinteañeros que aparecieron con el boom aún siguen jugando. Pero con el tiempo bajará el número de jugadores porque sin póker online en EEUU no verás a nuevos jóvenes aparecer.
 
No necesitas ser ingeniero aeronáutico para deducir que socialmente es más cómodo para un joven o una mujer jugar online que la vorágine del juego en un casino.
 
Martin Jacobson

El debate de la edad

Ryan Giggs ha jugado 672 partidos con el Manchester United marcando 114 goles. Giggs se retiró a los 41 año, algo inaudito para un delantero. Gigs pudo extender su carrera al usar sus experiencia para adaptarse a distintos roles en el equipo y conservar su energía.
El póker es distinto.
 
Los jugadores no sólo ganan experiencia según envejecen, lo hacen según el número de manos que juegan. Internet ha permitido que los jugadores acumulen más manos que Doyle Brunson.
 
Mientras que este factor no niega las otras cualidades de la experiencia como la inteligencia emocional, el control o leer las situaciones sociales, cuanto más mayor te haces más difícil es aguantar 10 días de torneo.
Nuestro cerebro no empieza a envejecer hasta casi la treintena, por lo que de 2008 a 2015, Joe Cada, Peter Eastgate y los de su generación tienen las neuronas saludables.
 
A partir de los 30 empezamos a perder neuronas según la mielina, responsable del aprendizaje, comienza a degradarse. Cuando llegamos a los 60, nuestro cerebro empieza a encogerse. Un estudio publicado en el British Medical Journal: la capacidad de análisis en un grupo de 45 a 49 años baja un 3,6% durante una década.
Y además, cuando hablas con los jugadores mayores y les das la oportunidad de jugar en la piel de un joven o un viejo, la mayoría elige el viejo, como Joe Cada, por ejemplo.
 
"Lo mejor del póker es que hay algo que aprender cada vez que juegas, y cada mano es única”, dijo Cada. “Así, me elegiría a mi mismo ahora, antes que al joven que ganó el Main Event de las WSOP hace ocho años. Tienes que adaptarte como jugador porque el juego estás siempre evolucionando”.
 
Durante la mesa final del Main Event de las WSOP de 2015, la media subió a los 36 años. No ha sido tan alta desde que Raymond Rahne disparó la del 2007 a los 39 años, al llegar a esa mesa final con 62 años.
Dos son los responsables de la subida de la media en 2015.
 
Uno es Neil Blumenfield que terminó tercero con 61 años, y no cree que su juego se vaya deteriorando con su edad.
"My juego es mejor porque estoy jugando más, estudiándolo más porque tengo más tiempo para hacerlo ahora que no tengo un trabajo”, dijo Blumenfield. “También tengo un montón de amigos que están entre los mejores jugadores de póker, por lo que hablo mucho más sobre el juego que también ayuda”.
 
El otro jugador es Pierre Neuville, que con 72 es el segundo septuagenario en llegar a la mesa final del Main Event de las WSOP como hizo Johnny Moss en 1980 con 73 años.

Paciencia, paciencia y más paciencia

Como Blumenfield, Neuville también cree que mejora con la edad, y tiene resultados para demostrarlo. En febrero Neuville entró en el Top 50 del Global Poker Index (GPI) tras jugar en 150 torneos con un 25% de entradas en premios. Según se acercan las WSOP, Neuville lleva ritmo de competir en 175 torneos, y sería bueno reconocer sus hazañas de la única forma en la que un jugador de póker quiere ser reconocido, con un puesto en el Poker Hall of Fame.
 
"Estoy orgulloso de ser el jugador de más edad en ser November Nine”, me dijo Neuville durante una pausa en el evento del WSOC en Bruselas. “He jugado al póker durante 62 años y mi juego cada vez es mejor y lo disfruto más”.
"Hay dos secretos para el éxito, el primero es divertirse y el segundo tener paciencia. El Main Event de las WSOP no es un juego para jovencitos; es un torneo para los más pacientes”.
 
"El hecho es que tanto los mayores como los jóvenes pierden igual la paciencia. Estar jubilado no tiene nada que ver. He trabajado mucho para tener paciencia tanto fuera como en las mesa, dedicando como poco una hora al día a meditar y realizar ejercicios mentales”.
El Dr. Stephen Simpson también apunta que la paciencia tiene una importancia primordial, mientras recuerda que hay lecciones que los jóvenes y los mayores pueden aprender unos de los otros.
 
"Los jugadores mayores, por definición, han demostrado paciencia. De otra forma, hubieran dejado el juego hace tiempo. Un jugador destacado me dijo el año pasado que solo tuvo cinco manos buenas durante todas las WSOP. Si esto no pone a prueba la paciencia, no sé lo que lo haría. Los jóvenes aún tienen que mostrar esta resistencia. Algunos la tendrán pero muchos no. Una ventaja que pueden tener los jóvenes es que es más improbable que les influya el miedo producido por los fallos anteriores. 
 
"Si fuera joven me gustaría pensar en qué puedo aprender de los jugadores más mayores. Continuaría jugando usando mis fortalezas pero dedicaría tiempo a desarrollar esas habilidades. Los jugadores mayores deben de hacer algo bien”.
"Si fuera un jugador mayor, respetaría el entusiasmo y la alegría que los jóvenes traen a la mesa. Envidio la falta de carga emocional en sus hombros. Me gustaría descargar algo de esas cosas negativas de mi vida. El jugador ideal debe estar en sus treinta y jugar con la pasión y la libertad mental de un jugador de veinte años”.

Edad, sabiduría y vida

Neil Blumenfield escribió un artículo sobre la importancia de la edad en el Main Event de las WSOP. Blumenfield decía que se sentía cansado al final del Día 5, algo que también decía Neuville, Blumenfeld cree que la clave es la preparación, y tengo que estar de acuerdo con él.
Los jugadores más jóvenes sin necesidad de vivir una vida equilibrada, pueden centrarse al 100% en su juego, mientras que los mayores tendrán una casa, facturas, matrimonio e hijos.
 
Por esa razón aún creo que el concepto de November Nine permite a los jóvenes fortalecerse. No es fácil cambiar hábitos, y si de repente te tienes que preparar para una partida de póker, y no estás acostumbrado, entonces no creo que el resultado sea el mismo que a la persona que vi preparándose en el documental “10 for 10”.
 
Fuera de la biología y los innegables hechos de la ciencia, creo que los beneficios de la sabiduría compensarán la falta de aguante, especialmente si la persona más mayor ejercita tanto el cuerpo como la mente y come bien.
El punto de vista de Neuville sobre la paciencia es otro punto importante y me recuerda al proverbio del toro joven y el toro viejo donde el joven viendo un campo lleno de vacas dice voy a bajar corriendo a ese prado y tener sexo con una de las vacas. El viejo dice que va a bajar andando al prado y tener sexo con todas.
 
Creo que la edad media de los finalistas del Main Event de las WSOP aumentará en los próximos cinco o diez años, y no porque haya desaparecido el November Nine. En cambio, me parece que el punto de vista de Joe Cada en que no hay muchas oportunidades para que los jóvenes entren en el juego, especialmente si viven en EEUU, de donde son la mayoría de los jugadores del Main Event de las WSOP.
 
Y cuando los Estados Unidos abran las puertas, puede ser que los jóvenes ya no estén interesados en el póker. Especialmente con el aumento de popularidad de los eSports. ¿Quién sabe?, ¿lo mismo la historia y el sueño de ganar millones en las WSOP jugando al póker sea sustituido por ganar millones jugando al League of Legends?