En unos momentos tan complicados para encontrar guiones interesantes para sus películas, Hollywood apuesta fuerte por el poquer una vez más. 
 
De hecho, en este 2008 se cumplen 20 años de la película de póker favorita de todo jugador de poker que se precie, “Rounders” (1998), y que supuso un gran auge para la industria de poker, tanto en vivo como en los inicios del poker online.
 
Los espectadores en general y aficionados al poker en particular podrán disfrutar de este trabajo de Aaron Sorkin (1961), guionista y director de Molly’s Game, cuyos recientes trabajos más conocidos para el gran público habían sido “La red social” (2010), basada en los inicios de Mark Zuckerberg en la creación de Facebook, o “Steve Jobs” (2015), film biográfico del cofundador de Apple. 
 
Imagen: ATX Films
 

El póker y las partidas altas high stakes

 
En Molly’s Game, como en las otras dos películas anteriormente citadas también se quiere elevar a la categoría de héroe, en este caso heroína, a su protagonista Molly Bloom, personaje que representa extraordinariamente Jessica Chastain, y que va sonando como una firme candidata a llevarse el Oscar a la mejor actriz. 
 
La historia de Molly Bloom, ex esquiadora profesional, llenó portadas en la prensa sensacionalista internacional y especialmente norteamericana a raíz de un libro autobiográfico en el que se autodenominaba “la princesa del poker”, y en el que se describía como llegó a convertirse en el epicentro en la organización de partidas de poker de apuestas altas “high-stakes”, a las que acudían desde magnates de Wall Street, hombres de negocios multimillonarios, hasta estrellas de Hollywood como Tobey Maguire, Leonardo Di Caprio y Ben Affleck. 
 
Molly Bloom mantiene intacta su ambición y competitividad que adquirió de sus tiempos de atleta a órdenes de su exigente padre y entrenador, papel interpretado por Kevin Costner, pero esta vez sustituye la blanca nieve por el verde del tapete de una mesa de poker. A pesar de no batirse en las mesas contra otros jugadores, desde la barrera Molly hace alarde de buenas cualidades que debería tener todo jugador de poker, perspicacia, astucia, conocimiento de sus contrincantes y una buena selección de mesa. 
 
mollys game se buscan
Imagen: ATX Films

La cara más cinematográfica del poker

 
Molly’s Game no obviará ninguno de los clásicos estereotipos que acompañan a toda película de poker como las grandes deudas, el lujo, las drogas, estafas, chicas de compañía e incluso la mafia. Partidas exclusivas con un buy-in de $250,000 y ciegas de $500-1000 fuera del alcance de la mayoría de salas legales de poker son el anzuelo perfecto para cazar a los mayores fish y dejando fuera a los shark para que éstos no acaben con la partida. 
 
Esta película de poker no es difícil de entender para el público poco avanzado en el poker y no se usa mucha terminología compleja. Tan solo se comentan por encima términos básicos como “full house”, “flop”, “tilt”, etc. Molly’s Game nos enseña también la importancia de la administración del bankroll y saber llevar las malas rachas. No os vamos a desvelar algunas de las manos que se juegan en la película pero seguro que muchos de vosotros os habréis sentido identificados con ellas alguna vez. 
 
mollys-game-mesa

Imagen: ATX Films

Otras películas de póker

Ya hemos mencionado antes a “Rounders” (1998) pero queremos aprovechar esta nueva película con el poker como temática principal para enumerar algunas otras películas de poker que nunca se nos olvidarán: 
 
- The Cincinnati Kid (1965), también conocida en España como “El rey del juego”, protagonizada por Steve Mc Queen. Aunque jueguen a una modalidad de poker un tanto desfasada hoy en día como el 5 Card Stud, la película es trepidante y supone el típico duelo en el poker entre la vieja escuela y la nueva generación. 
 
- Maverick (1994), Bret Maverick  (Mel Gibson) es un vividor e impostor tanto en las mesas de poker como en la vida corriente. Su único objetivo es reunir los 3,000$ necesarios para tomar parte en un torneo de poker que tendrá lugar en un barco fluvial de Luisiana. 
 
- Rounders (1998), Mike (Matt Damon) es un abogado en potencia pero su verdadero sueño es el de  convertirse en jugador profesional del poker. “Gusano” (Edward Norton) reproduce perfectamente el perfil de jugador vivo al que no le tiembla el pulso a la hora de introducir todo tipo de trampas y artimañas en la mesa. Y como no, tampoco podría faltar un capo de la mafia rusa, Teddy KGB, personaje que protagoniza John Malkovich. 
 
- High Roller: The Stu Ungar Story (2003), película biográfica del que para mucho es considerado el mejor jugador de poker de la historia. Ganador de tres brazaletes del Main Event de las WSOP, el torneo de poker más prestigioso del mundo, los años 1980, 1981 y 1997, pero que vivió una vida llena de claroscuros debido a sus problemas con las drogas.
 
- Casino Royale (2006), el agente 007 (Daniel Craig) está obligado a ganar el máximo dinero posible en los tapetes de un Casino de Montenegro para evitar de esta forma financiar al terrorismo internacional. Es famosa una mano inverosímil en el que se acumula en la mesa del casino un bote gigante y en el que varios jugadores han ligado una jugada que aparentemente parecía ganadora. 
 
- Lucky You (2007), Eric Bana representa la figura del clásico gambler, capaz de empeñar todas sus pertenencias con tal de jugar ese torneo de poker tan importante. En este caso, no es nada más y nada menos que las Series Mundiales de Poker de Las Vegas (WSOP), de las que precisamente 888 Poker viene siendo sponsor principal.