Ya estamos en esa época del año en que empieza el peregrinaje de los mejores jugadores de poker hacia Las Vegas para enfrentarse entre ellos en las  World Series of Poker. A ellos se les unirán aficionados de todos los rincones del planeta con la esperanza de convertirse en el nuevo campeón mundial de poker.

Historia breve de las WSOP

Las World Series of Poker, también conocidas como WSOP, no son tan antiguas como podrías pensar. Tan solo hemos de remontarnos a 1970 para encontrar las primeras World Series en las que el legendario –y tres veces campeón del mundo- Johny Moss, ganó el Main Event.  
Lo que conocemos como Main Event –o Evento Principal- es la culminación de todas las series en las que miles de jugadores se reúnen para disputar un gran torneo con un precio de entrada de $10.000. Los nueve jugadores finales, llamados los “November Nine”, obtienen una gran cobertura mediática. En el mes de noviembre se reúnen de nuevo para disputar la mesa final hasta que queda un solo jugador con todas las fichas del torneo. Así se corona al Campeón del Mundo de Poker.  

Shuffle Up and Deal

Con esta expresión el director de torneo indica a los crupiers que pueden empezar a barajar y repartir las cartas. Es el momento del inicio de cada torneo, incluidas las WSOP.
Para los jugadores de poker, la emoción al oír esta frase es comparable a un pistoletazo de salida en cualquier competición mundial del más alto nivel. Al celebrarse tantos torneos a lo largo del día, es habitual oírla varias veces a lo largo de 24 horas.
Las WSOP son una auténtica forja de leyendas. A pesar de que la gran mayoría de participantes vuelven a sus casas con las manos en los bolsillos, alcanzar el éxito en las Worls Series significa no solo un impresionante premio en metálico, sino la fama y prestigio de obtener un brazalete de oro que te acredita como campeón de las WSOP.

¿Preparado para escuchar la frase legendaria?

Si tienes la suerte de estar en Las Vegas durante las WSOP, vivirás el ambiente más intenso de poker. La ciudad aparece todavía más viva y llena de entusiasmo, y todos los casinos aprovechan el flujo de jugadores para llenar sus mesas de cash y de torneos especiales. 
La experiencia de Las Vegas es incomparable y algo que debe hacerse al menos una vez en la vida. Y la frase  shuffle up and deal significa tan solo una cosa: ¡estás a punto de jugar el mayor torneo del mundo!