Los jugadores de poker son muy maniáticos. He visto a algunos quejarse al recibir un fajo de billetes de cien dólares porque estaban arrugados, porque no eran nuevos o incluso porque no todos estaban ordenados. ¡Imagina si les llegan a entregar un fajo de billetes de cincuenta! A pesar de las increíbles estadísticas de participación y de los premios, seguro que algunos acaban quejándose de algún aspecto de las WSOP. 

Con el Main Event ya casi encarrilado hacia la Mesa Final, he revisado mi cuenta de Twitter para ver qué aspectos se podrían mejorar para las próximas ediciones.

Errores de organización en el Colossus

Las World Series of Poker introdujeron este año un evento Nuevo, el Colossus. Y fue realmente colosal gracias a una participación de 22.374 jugadores, más de dos veces y media el field del anterior récord de un evento en vivo obtenido por el Main Event de las WSOP de 2006.  

Uno de los problemas fue la parte del premio destinada al ganador y –sobretodo- la forma en la que se comunicó a los jugadores. Con un prizepool de más de 11 millones de dólares, la mayoría de los participantes esperaban un primer premio de siete dígitos, no los 638.880 dólares que se entregaron. La mayoría de los torneos dedican entre un 11% y un 14% del total para el primer puesto y en este caso se dedicó tan solo un 5,7%. Además, a los participantes no se les informó del premio hasta que reventó la burbuja.  

Otro gran problema que los jugadores encontraron en el Colossus fueron las increíbles colas y el largo rato de espera. El registro llevó más de una hora a la mayoría de participantes, y lo mismo ocurrió con las colas para cobrar los premios. El resultado: malas caras entre los jugadores, los empleados de casino desbordados y cansados y un sabor agridulce entre todos los involucrados.  
Mi resumen: Las WSOP organizaron una novedad que representó un increíble éxito. Me encantó el torneo, así como al resto de jugadores con los que pude hablar. Sin embargo, espero que la organización se lo tome más en serio y el año que viene el Colossus sea mejor que el primero.  

 

Cálculos confusos para el Jugador del Año

Otro de los cambios que la WSOP introdujeron el 2015 fue el esponsor que entrega el título al mejor jugador del año de las WSOP, de Bluff Magazine a Global Poker Index. Con el cambió, se introdujo también un cambio en el algoritmo para calcular los puntos que se entregan a cada jugador.  Y ya hay quejas sobre los nuevos cálculos. Observa esta impresión del Jugador del Año tomada el 22 de junio, justo al finalizar el Event #39: 

Como se puede observar en la imagen, hay 2 jugadores que ya habían conseguido dos brazaletes en 2015:  Brian Hastings y Byron Kaverman. En años anteriores, conseguir dos brazaletes te situaban en muy buena posición, especialmente cuando las Series ya están en su Ecuador. Sin embargo, Hasting estaba tercero y Kaverman en octava posición.  

Otro ejemplo: Cuando Robert Mizrachi estaba chipleader del Poker Player's Championship, un astuto Jessica Welman citaba en Twitter que “Si Robert Mizrachi gana su segundo brazalete del verano, subirá hasta el puesto 15 de la Carrera por el jugador del año.”. Y si hubiera Ganado el prestigioso evento de $50.000, no hubiera llegado todavía al puesto 12.  

En un comentario hecho por "doublejoker" en el prestigioso foro de poker TwoPlusTwo, señalaba que “El ganador del Colossus obtiene los mismos puntos que cualquier jugador que tan solo entre en premios en el Main Event”. Es un Sistema de cálculo un tanto extraño y existen muchas preguntas acerca de su idoneidad para declarar al Jugador del Año de una manera objetiva.  

Espero que tanto las WSOP como el GPI realicen cambios en el sistema de puntuación.

Sobre las comisiones

Un aspecto que muchos jugadores has señalado en sus comentarios en Twitter es acerca del errático cálculo del rake para los diferentes torneos de este año. Especialmente, la disparidad entre los 150 dólares de rake para un torneo  $1,500 NLHE Bounty tournament y los –tan solo- 50 dólares de rake para el evento $1,000 Online bracelet.

Creo que entiendo la diferencia, y para mí no significa ningún problema. Mientras que la logística para un evento en vivo con bounties es muy compleja, supongo que la organización de un torneo online es mucho más sencilla. El rake o comisión de cada torneo no tiene por qué depender –necesariamente- del precio de inscripción, sino también del esfuerzo organizativo que suponga. 

Es un claro ejemplo de jugadores de poker quejándose de que sus billetes están arrugados

Es evidente que un evento de estas características siempre tendrá problemas, y creo que la organización de las WSOP ha lidiado con ellos de una manera muy profesional. Mis felicitaciones tanto a las WSOP como al equipo humano que las compone.