Desde los inicios de las WSOP, se han proclamado ya 46 ganadores del Main Event de las World Series Of Poker. La mayoría de ellos consiguieron sus brazaletes antes de que el poker se convirtiera en un fenómeno global, pero sus responsabilidades como campeones continúan siendo las mismas.

En los años posteriores a su coronación, y tras hacerse con el título más prestigioso del mundo, el campeón tiene la obligación de convertirse en un embajador del poker. Algunos de ellos han cumplido las expectativas, mientras que otros han estado más interesados ver qué pueden sacar del poker en vez de plantearse qué podrían hacer ellos por el poker.

En este artículo, hacemos un repaso a los mejores y peores ganadores del Evento Principal de las WSOP y desvelamos tanto a aquellos que han ayudado a mejorar el poker tras su victoria, como a los que simplemente la ha aprovechado para obtener aún más provecho propio.

Phil Hellmuth. Veredicto: Merecedor

Con Phil Hellmuth no hay un punto medio; al campeón por excelencia de las WSOP o le quieres o le odias. Si bien su maleducado comportamiento en las mesas y su reputación como uno de los jugadores más polémicos de la historia podrían situarlo en la lista de indigno merecedor, la verdad es que Hellmuth -al igual que muchos deportistas conflictivos de otras disciplinas- es de los que suma valor a su sector.

Phil merece sobradamente el crédito que le otorgan sus brazaletes por ser el embajador que se ha prodigado de manera más extensa en todo tipo de medios en la última década. Es el jugador de poker más conocido de todos los tiempos, suele donar tanto su tiempo como su dinero a diversas organizaciones benéficas y suma 14 brazaletes de las WSOP en su currículum. Aun así, se hace difícil ignorar su comportamiento en las mesas.

Para nosotros, hay una gran diferencia en la actitud de Hellmuth en comparación con -por ejemplo- Tony G. Tony G utiliza incluye en su estrategia la provocación constante de sus rivales, buscando sacarlos de sus casillas y forzarlos a tomar malas decisiones. Es una actitud, en cierto modo, estratégica. Los berrinches de Hellmuth son pura emoción y, habitualmente, tiene un comportamiento afable y educado con sus rivales. Luego llega la inevitable explosión de rabia, pero ésta se debe a su pasión por el juego y a su determinación en convertirse en el número uno, tal y como le ocurrió a Kobe Bryant (jugador de Los Ángeles Lakers) el año pasado cuando cargó contra sus compañeros de equipo por considerar que no daban todo lo que podían en la pista. No se trataba de un ataque personal, simplemente su manera personal de expresar que esperaba que todos dieran lo mejor de sí mismos. Hellmuth es posiblemente el único jugador de poker que comparte esa mentalidad.

No sabemos cómo pasará a la historia una vez se retire, ya que le quedan por delante todavía uno dos o tres décadas en activo para intentar engrosar el número de brazaletes de las WSOP hasta una cifra difícil de igualar. Tal vez se calme con la edad, y la nueva generación deba remitirse a los archivos de vídeo para recordar sus famosos berrinches para entender la pasión con la que jugaba todas y cada una de sus manos. A pesar de todo ello, es indudable que Phil Hellmuth ha hecho por el poker más de lo que el resto de sus predecesores juntos.

Greg Raymer. Veredicto: Merecedor

La victoria de Chris Moneymaker en 2003 marcó un antes y un después en las expectativas que se depositan en los campeones del Main Event de las WSOP. Antes de esa fecha, que marcaría el conocido boom del poker, los campeones del Evento Principal eran entrevistados un par de veces, recibían las felicitaciones de los habituales de su casino local, y luego volvían a su vida normal. Tras la sonada victoria del aficionado Chris Moneymaker todo ello cambió. A partir de ese momento, el campeón se ve envuelto en un frenesí mediático, con ruedas de prensa en todo el mundo, contratos de patrocinio y la fama. Pocos campeones han sabido lidiar con la presión y la responsabilidad del cargo como Greg Raymer.

Todos recordamos las famosas gafas con un holograma de ojos de lagarto y los fósiles que utilizaba como protector de cartas que Greg Raymer utilizó durante el Main Event de las WSOP en 2004, y que le valieron su apodo de “Fossilman”. Lo que ya no recordamos es la calidad de juego que Raymer desplegó a lo largo de todo el torneo, especialmente si lo comparamos con Moneymaker quien el año anterior logró llegar a la mesa final y hacerse con el brazalete casi de milagro. De hecho, la ESPN realizó un magnífico montaje en la producción de los capítulos de ese año para mostrar únicamente las mejores manos de Chris para darle una apariencia más profesional.

Si a Moneymaker le debemos una afluencia masiva de jugadores nuevos e inexpertos a las salas de poker online en busca de su particular sueño en las WSOP, a Raymer le debemos ser la inspiración de una nueva generación de personajes que empezaron a utilizar ropas y complementos llamativos en las mesas para reclamar la atención de los medios. A partir de 2005, podemos ver que en las WSOP empezaron a aparecer jugadores vestidos de manera estrafalaria -e incluso disfrazados- en busca de sus quince minutos de fama en las cámaras. En cualquier caso, bienvenido sea ya que consiguió hacer las retransmisiones en algo mucho más divertido y dinámico.

Tras su victoria, Raymer se convirtió en un excelente embajador del poker, liderando la re-legalización del poker online en Estados Unidos y actuando como portavoz de numerosas organizaciones relacionadas con el juego. Además, es uno de los jugadores no profesionales que mejores resultados ha obtenido tras la obtención del título, sumando casi una docena de victorias en grandes eventos desde que ganara el Main Event. Su reputación se ha visto afectada a causa de problemas legales no relacionados por el juego, pero su considerable contribución al sector del poker no puede ser puesta en duda.

Jamie Gold. Veredicto: No Merecedor

Toma a Phil Hellmut, quítale su encanto y educación, déjale su arrogancia y el desdén con el que trata al resto de jugadores y lo que te queda es un Jamie Gold. Tras su victoria, Gold, -ganador del Main Event de las WSOP de 2006- lo tenía todo de su lado para convertirse en una superestrella del poker. Con un estilo de juego superagresivo a lo largo de todo el torneo, se ganó el respeto y temor tanto de aficionados como de profesionales. Inmune al miedo, sin dejar amedrentarse por sus rivales y sin problemas para meterse en botes arriesgando gran parte de su stack, su apellido -al igual que Moneymaker- le auguraban un futuro brillante como embajador.

Por desgracia, a los pocos días de proclamarse campeón del Main Event, empezaron a aflorar rumores negativos para Gold. Un socio de negocios reclamaba haber pactado un porcentaje de sus ganancias y, a raíz de un proceso judicial, 6 millones de dólares de los 12 millones del premio fueron congeladas hasta que ambas partes llegaron a un acuerdo amistoso. Se trataba de un asunto personal, pero la reputación de Gold se vio manchada y poco pudo hacer para repararla.

En posteriores apariciones tanto en televisión como en torneos en vivo, Gold parecía mostrar poco interés en ser presentado como el ganador del Main Event, y mucho menos como embajador del poker. Lo que muchos pensaban que era solo un personaje creado por él mismo durante el torneo de 2006 resultó ser su verdadera personalidad. Una personalidad conflictiva, maleducada con sus rivales y que utilizaba trucos -que el comité de reglas de las WSOP ilegalizó a posteriori- como enseñar a propósito sus cartas de mano.

Gold utilizó el poker como pasatiempo y para ganar dinero. No puso ningún esfuerzo en utilizar su recién adquirida fama para ayudar al crecimiento del sector y sus colegas de profesión nunca le perdonaron su condescendencia. Hoy, una década después, Gold ha desaparecido de la escena y se dedica a otros asuntos. Es libre de hacerlo, pero ello lo convierte en un inmerecido campeón del Main Event de las WSOP.

Peter Eastgate. Veredicto: No Merecedor

Peter Eastgate es el perfecto ejemplo de un jugador de poker profesional que considera el poker un negocio. No es su hobby, no es un pasatiempo -es su fuente de ingresos. Sólo su determinación y compromiso de mejorar constantemente explican cómo este jugador profesional de poker online pudo hacerse con el título en 2008 con tan solo 22 años. Tratándose del jugador más joven de la historia -en ese momento, ya que Joe Cada le arrebataría el récord- en ganar el Main Event de las WSOP, muchos pensaron que iba a convertirse en un abanderado del poker, uno que los patrocinadores podrán utilizar para hacer llegar el juego a un amplio público de nuevos jugadores en todo el mundo. Pero Eastgate tenía otros planes.

En 2010, Eastgate consideró que ya había jugado suficientemente al poker y anunció su retirada, declarando que no quería volver al poker y que lo único que buscaba era independencia financiera. Afirmó que de su victoria en el Main Event de las WSOP había conseguido el dinero que necesitaba, que tras el torneo no había disfrutado con el poker y que había perdido su motivación. Algo muy alejado de lo que la comunidad esperaba de un jugador en el que habían depositado las esperanzas de que se convirtiera en el portavoz de una nueva generación.

Además, en los dos años siguientes a su victoria en las WSOP, Eastgate tuvo un papel absolutamente insípido. En las entrevistas de prensa y televisión se mostraba desinteresado, declinó la mayoría de funciones de embajador que sus predecesores habían ejercido y daba la sensación general de no querer ser el centro de atención, punto que se confirmaría cuando anunció su retirada.

La jubilación de Eastgate no fue definitiva, ya que un año después volvía a vérsele sentado en las mesas de juego, pero no consiguió ni de lejos alcanzar la fama ni el éxito del pasado. Continúa siendo un jugador online de cash de primera línea, pero creemos que el poker merece un campeón mejor que alguien que se retira del juego antes de los 25 años.

Sobre el Autor
Por

888Poker

Nuestro equipo de especialistas de poker de todos los mercados regulados en los que tiene presencia 888poker os ofrece contenidos especiales, tanto de ámbito promocional como información general sobre el poker online.
 

Contenido Relacionado
WSOP | World Series of Poker | 888 Poker

WSOP - World Series of Poker

Conociendo a nuestros clasificados online: Vicent Bosca

Vicent Bosca "Fltip4ldl"

Ana Márquez y Vivian Saliba: protagonistas en Las Vegas

WSOP 2019

Seguimiento del Evento Principal de las WSOP 2019

WSOP 2019

WSOP 2015 ¡Shuffle Up and Deal!

WSOP 2015 ¡Shuffle Up and Deal!

¿Qué fue de….? Ganadores de las WSOP

¿Qué fue de….? Ganadores de las WSOP 

WSOP – Ganadores del Main Event

WSOP – Ganadores del Main Event

8 Curiosidades sobre las WSOP

8 Curiosidades sobre las WSOP

Entrevista con Jesse Sylvia

Entrevista con Jesse Sylvia

Una treintena de españoles en busca de los premios

Una treintena de españoles en busca de los premios