Reglas del Texas Hold'em Poker Reglas del Poker Omaha Reglas del Stud Poker

Reglas del poker – Aprenda a jugar a Poker online

En cualquiera de sus formas clásicas – variaciones sobre los estilos “Draw”, “Stud” y “Hold’em”- el poker online es muy diferente de otros juegos de cartas como el Bridge o el Whist. En esos juegos, el jugador va tomando decisiones acerca del orden en que se descarta, su objetivo es ganar manos, pero en el poker el juego tiene más que ver con apostar. No importa cuáles sean las reglas específicas del tipo de poker que esté jugando, tampoco importa la magnitud de las apuestas – desde lingotes de oro a billetes pequeños y monedas o al dinero virtual representado por fichas en un juego de práctica o dentro de un torneo- lo que realmente importa es quién pone su dinero en la mesa y quién se lo lleva.

En las apuestas dentro del poker, hay cinco acciones básicas: retirarse (fold), pasar (check), apostar (bet), igualar (call) y subir (raise) Puede que le resulte también conocida, sobre todo si suele ver partidas de poker en la televisión, la expresión “all-in” (todo dentro), se trata de una forma muy concreta de igualar o subir la apuesta y lo estudiaremos en otro apartado diferente.

Retirarse, es dejar de participar en esa mano. Puede hacerlo en cualquier momento, siempre que sea su turno para tomar una decisión. Puede retirarse antes de hacer ninguna apuesta en esa ronda, o puede hacerlo después de apostar un millón. Una vez que lo haga, no puede volver atrás. Si descubre que hubiese podido ganar la mano de haber seguido apostando, ha sido mala suerte – o una mala decisión por su parte.

Pasar, es una acción que el jugador sólo puede realizar cuando no se ha hecho aún ninguna apuesta en esa ronda. En este caso, un jugador puede pasar –en otras palabras, no hacer nada y ceder el turno al siguiente jugador. Si todos los jugadores de la mesa pasan, la ronda de apuestas ha terminado – pero si alguno apuesta durante esa ronda, el turno volverá en su momento al jugador que decidió pasar y entonces, él o ella deberá decidir si se retira o si responde a esa apuesta.

Apostar, es realizar una apuesta que empieza una ronda de apuestas. Si no hay aún dinero en el bote en esa ronda y un jugador pone 10 € en el centro de la mesa, eso es una apuesta. En sistemas estandarizados de juego (llamados “Limit Poker”) sólo está permitida una apuesta por una cantidad determinada. Si una partida cuenta con varias rondas de apuestas, la cantidad puede ser diferente para cada ronda – por ejemplo, puede ser de 1 € en la primera y segunda ronda, pero 2 € en la tercera, cuarta y quinta ronda.

Igualar, es poner en juego la misma cantidad que ya se ha apostado. Es decir, si el jugador que tiene el turno antes que usted ha apostado 1 €, si iguala está diciendo que también usted añade 1 € al bote. Si todos los jugadores de la mesa igualan o se retiran y ninguno sube la apuesta, la ronda de apuestas se acaba.

Subir, es poner más dinero en la mesa del que se haya apostado (e igualado) hasta ese momento. Así pues, si un jugador apuesta 1 €, otro lo iguala y un tercero desea apostar 2 €, eso sería subir la apuesta. Una vez que un jugador sube la apuesta se convierte en la nueva cantidad por defecto. En otras palabras, si un jugador apuesta 1 €, el siguiente la sube a 2 € y le toca jugar a usted, si decide igualar, estará poniendo 2 € en la mesa y no el único dólar de la apuesta inicial. Igual que con las apuestas, en el “Limit Poker” del que hablábamos antes, hay unas cantidades fijas que acotan las subidas de apuestas permitidas.

Cuando se han subido las apuestas una o más veces en una ronda, las acciones continúan hasta que le vuelve a tocar el turno al jugador -o jugadores- que realizó la apuesta inicial, este jugador –o jugadores- puede decidir retirarse o aceptar las apuestas (igualando o volviendo a subirlas). Una vez que todos los jugadores de la mesa han decidido si se retiran, igualan o suben de nuevo la apuesta, la ronda de apuestas ha terminado.

En la mayoría de los juegos de poker, existe una acción especial llamada , all-in, (todo dentro) que está permitida. Esto ocurre cuando el nivel de la apuesta ha alcanzado una cifra superior a la cantidad de dinero o fichas que le quedan a un jugador en su montón. Por ejemplo, si alguien sube la apuesta a 25 € y al siguiente jugador sólo le quedan 10 €, él o ella puede decir all-in. Se creará un bote principal (también conocido como bote all-in) con todas las apuestas hasta ese nivel, y los 15 € adicionales de la subida serán los primeros en acumularse en un bote aparte. Las apuestas pueden continuar entre el resto de jugadores, y sólo aquellos que hayan alcanzado ese nivel podrán ganar lo acumulado en el bote aparte, además del bote principal. El jugador que dijo all-in sólo puede acceder al bote principal.

Cada mano suele consistir en varias rondas de apuestas en las que se reparten cartas adicionales entre ronda y ronda – los detalles difieren según el tipo de poker que se esté jugando, así que esa parte se deberá cotejar con las reglas específicas de cada estilo de juego. Si todos los jugadores salvo uno se han retirado, la mano acaba y el jugador que no se retiró se lleva el bote. Pero si se han terminado todas las rondas de apuestas y dos o más jugadores siguen en el juego, se muestran, las cartas (showdown) y la mejor mano gana. Si dos o más manos tienen el mismo valor (no hay una mano mejor que las demás) el bote se reparte a partes iguales entre esos jugadores.

En algunos juegos, como el Texas Hold’em, la mano más alta es la mejor y gana el bote. En otras, como en Razz, la mano más baja es la mejor. Y en un tercer estilo de juego (los que se conocen como “Hi/Lo” –alto/bajo) el bote se reparte al cincuenta por ciento entre la mano más alta y la más baja. De nuevo, deberemos estudiar las normas específicas del estilo de juego.

Casi todos los juegos de poker utilizan las apuestas forzadas en la primera ronda, para asegurar que el bote tenga algo de dinero -un premio mínimo garantizado que anime a los jugadores a empezar a apostar. En las llamadas ante, cada jugador debe aportar la misma cantidad de apuesta forzada al bote (por ejemplo 50 cts.) en cada mano. En las llamadas ciegas, sólo uno o dos jugadores deben pagar la apuesta forzada y lo hacen por turnos (normalmente determinados por su posición relativa al que actúa como mano). También existen las denominadas bring-in, que sólo se emplean en juegos en los que los jugadores reciben al menos una carta boca arriba en el reparto inicial. Las cartas mostradas deciden quién debe pagar el bring-in – normalmente el jugador que parezca más débil.

También puede ocurrir que existan dos tipos de apuesta forzada en el mismo juego – normalmente ante y ciega, o ante y bring-in. Observará que el sistema de apuestas forzadas varía bastante de un estilo de juego a otro, así que, de nuevo seremos más específicos cuando estudiemos las reglas para cada tipo de poker concreto.

Si quieres aprender sobre Estrategia de Poker o Como Jugar Poker, en estos enlaces encontrarás toda la información que necesitas.

 

888poker ES